Enfoque en la Salud Mental Estudiantil

La salud mental de los estudiantes es uno de los asuntos más importantes que enfrentamos como sociedad. Debemos integrar la educación con la salud mental y yo tengo el conocimiento especializado para guiar nuestro sistema escolar público en este asunto.


Afortunadamente, nuestra legislatura estatal ha declarado que cada estudiante en los grados 6-12 han de recibir cinco horas de currículo relacionado a la salud mental. El estado también a designado los fondos necesarios para cumplir con este requisito. Este es un gran comienzo, pero no es suficiente. Tenemos que convertir esta iniciativa en prioridad para cada estudiante.


Abogaré por implementar un programa adicional de educación y consejería de salud mental integral para cada estudiante comenzando en kindergarten hasta el grado 12. La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años. Por ende, es crítico que nuestros niños entiendan los indicios de enfermedades de salud mental y pidan ayuda – para ellos mismos tanto como para sus compañeros.


El que los estudiantes reciban la consejería y el apoyo que necesitan también reforzará sus destrezas y éxito académico. También debemos confrontar el acoso escolar añadiendo un rigoroso currículo sobre este tema y proveyendo mejor adiestramiento a nuestros maestros en cuanto a cómo manejar este asunto.

Asegurar la Reapertura Segura de Nuestras Escuelas

Debemos garantizar la seguridad física y emocional de nuestros estudiantes y maestros cuando reabran las escuelas. Debemos asegurarnos de que nuestros maestros tengan un equipo de protección personal adecuado. Debemos seguir protocolos basados en la ciencia para saneamiento, higiene y distanciamiento físico. También debemos centrarnos en ayudar a nuestros estudiantes y maestros a adaptarse emocionalmente para volver a la escuela. Esto requerirá que nos enfoquemos en identificar y ayudar a los estudiantes, así como a los maestros a volver a aclimatarse a sus entornos de aprendizaje.

Hacer de las Escuelas un Lugar Seguro y Acogedor

Tragedias recientes nos han demostrado que nuestros niños y maestros enfrentan graves peligros. Nuestra respuesta ha sido colocar policías acreditados en cada edificio escolar y físicamente “endurecer” cada escuela para disminuir su vulnerabilidad a ser atacados.


También hay quienes están a favor de armar a nuestros maestros y llevar acabo simulacros en caso de un “tirador activo”. Debemos estar preparados, pero yo me opongo vigorosamente a estas dos ideas. Permitir que los maestros carguen armas de fuego es una receta para el desastre y llevar acabo simulacros repetitivos solo aumenta los niveles de ansiedad de los estudiantes. 


En cambio, debemos crear un programa amplio de evaluación de riesgo para evaluar a los estudiantes problemáticos antes de convertirse en un peligro a sus compañeros, a sí mismos y a nuestra comunidad. Debemos aumentar fondos para servicios de consejería y asegurar que cada escuela tenga personal adiestrado y los recursos necesarios para identificar y guiar a los estudiantes problemáticos a conseguir ayuda profesional.

Apoyar a los Estudiantes con Necesidades Especiales

Debemos asegurar que los estudiantes de “educación de niños excepcionales” (ESE, por sus siglas en ingles), la cual incluye a estudiantes superdotados y aquellos con necesidad especial, puedan aprender y crecer en conjunto con sus compañeros. Deben tener acceso a educación apropiada para poder aprender y crecer junto con sus compañeros. 


Debemos de cumplir y exceder los requisitos federales que aseguran el derecho de cada estudiante con discapacidades a tener educación gratuita y apropiada en un ambiente lo menos restrictivo posible.


Es más, estudios demuestran que todos los estudiantes pueden aprender de aquellos con habilidades distintas. Tener un ambiente educacional diverso también lleva a aprender empatía y colaboración – destrezas importantes para ayudar a nuestros estudiantes a convertirse en adultos exitosos. 

Proveer Más Opciones Educacionales

Hay una gran necesidad en algunas áreas de tener nuevas escuelas, aumentar la capacidad de escuelas existentes y de tener más programas “magnet” y otros programas académicos avanzados. Por ejemplo, ciertas áreas han visto un aumento en población constante – aun así, la capacidad y los programas educativos de nuestras escuelas públicas no han ido a la par con estas tendencias.


Debemos reconocer que las escuelas con fines de lucro, al igual que las escuelas privadas chárter, anhelan llenar este vacío. Yo abogare por obtener los recursos necesarios para ofrecerle a todos los padres, sin importar donde viven, las mejores posibles opciones educacionales en escuelas públicas de alto rendimiento. 

Pagar y Respetar Más a Nuestros Maestros

Definitivamente debemos pagarle más a nuestros maestros talentosos y trabajadores. Esto incluye tanto a los nuevos como a los veteranos. El futuro de nuestras escuelas públicas, y la sociedad como tal, depende del compromiso a comenzar por atraer y retener maestros altamente calificados para que ayuden a educar a la próxima generación. Aun así, demasiados profesionales de la educación se han ido de nuestras comunidades en busca de mejor paga y un costo de vida más bajo.


Mientras tanto, Tallahassee continúa empeorando la situación al defraudar a nuestros estudiantes y nuestras comunidades. Solía ser que el estado proveía la mayor parte de los fondos para las escuelas públicas, pero esta carga fiscal se le ha ido pasando gradualmente a los distritos escolares locales.


En adición, debemos romper con el dominio que tienen los exámenes estandarizados sobre nuestros maestros y estudiantes. Debemos parar de “enseñar para el examen” y parar de tratar a nuestros educadores como vendedores por comisión con carreras y compensación que son tan dependientes de estos exámenes. 

Contacte a Raquel

 Subscribe

tw_white2 (1).png
fb_white2 (1).png
ig_white3.png
tw_white3.png

Paid by Dr. Raquel Bild-Libbin (non-partisan) for Miami-Dade School Board, Dist. 3